Cobarde y mentiroso

Entrevista a Percy Meza

Publicado: 2011-01-22

¿Cómo comenzó tu relación con la literatura?

Me animé a escribir en 2004, cuando inicié un trabajo de ciencias. Una profesora del colegio Virgen de Loreto nos pidió hacer una historia sobre la protección de la naturaleza utilizando elementos amazónicos. En ese tiempo, había leído algunas Tradiciones Peruanas de Ricardo Palma y Mi planta de naranja-lima de José Mauro de Vasconcelos, y me basé en la narrativa para describir los escenarios y los diálogos.

Entonces, comencé a escribir un pequeño cuento fantástico incluyendo la mitología amazónica rebelándose contra Iquitos debido a la contaminación y el deterioro cultural. Lo leí varias veces y me encantaba. Decidí no entregarlo e inventé otro como trabajo de Ciencias.

Más tarde, transformé la historia sencilla del cuento en algo más realista, dramático y fantástico al paso de los años. Borré lo innecesario y reescribí, y eso hice varias veces hasta inicios de 2009.

En un viaje a Lima, conozco a Francisco Bardales y le cuento sobre mi novela casi terminada (antes un cuentito sencillo), y planeaba convertirla en una heptalogía como Harry Potter de J.K. Rowling, La Torre Oscura de Stephen King, entre otros. Me aconsejó que aún no lo publique e iniciara la literatura escribiendo cuentos, especialmente de terror y drama. A partir de esta propuesta, nace La colección de En Coma, y mi aventura para seguir escribiendo.

¿Qué autores o libros te han marcado?

Estoy más pendiente por la literatura fantástica, de terror y la ciencia ficción, donde esté el misterio, lo inalcanzable, la acción, la extravagancia y las formas. Pero también me gusta el thriller y la aventura. Todas estas características pueden mezclarse para ofrecer una historia emocionante. Edgar Allan Poe es mi escritor favorito para este campo. La secuencia inquietante, impecable, de cada uno de sus trabajos literarios, especialmente El gato negro y El corazón delator, es asombrosa. Otros trabajos literarios que me han marcado son Los pájaros de Daphne du Maurier y La sirena en la niebla de Ray Bradbury. Vivir para contarla de Gabriel García Márquez es mi libro guía, porque tiene un excelente hilo narrativo y una rica descripción de personajes y atmósferas.

¿Cómo definirías tu trabajo literario?

Mi trabajo literario lo definiría como colorido, emocionante, dramático, y megalómano en algunos casos. Doy color a cada escenario, a cada personaje, a cada situación. Me gusta sorprender al lector con escenarios inmensos y emocionantes como lo hago en Caso caníbal y Decadencia, así como ambientes aislados, de limitada visión, y común, como en Extraño usuario y El ingrediente es sangre. Con los nuevos cuentos, como Los naipes arrugados, estoy entrando más a la temática espacial.

¿En qué estás trabajando ahora?

En otros cuentos. Estoy tomando la iniciativa de alargar mis historias a novelas cortas, iniciando con La esencia del albor, la tercera parte de la serie Alexander, que incluye a Los naipes arrugados y Los arcanos del triunfo, sucesivamente. También estoy entrando nuevamente en el terror con la colección Pesadillas y sueño de un joven lúcido. Además, estoy en un proyecto especial de “literatura experimental”, animándome a crear cuentos peculiares, con una línea narrativa poco común, fusionando géneros literarios.


Escrito por

La mula

Este es el equipo de la redacción mulera.


Publicado en